Llamanos 22 6953029 Lunes a Viernes 9:00 a 19:00 Sabados y Domingo 11:00 a 17:00|Contacto@chilesana.cl
Aceite de Cannabis 2018-01-27T01:28:13+00:00

ACEITE DE CANNABIS

La historia de Rick Simpson

Describiéndose él mismo como un « hombre ordinario », Rick Simpson nació en 1949 en Canadá, donde trabajaba en el ámbito medicinal. En 1997, empezó a sufrir una lesión importante en el cráneo aunada  a un síndrome de conmoción cerebral, el cual le provocaba intensos zumbidos permanentes en los oídos que se podían comparar al ruido de un corta césped, 24 horas al día.

Durante un tiempo probó todos los medicamentos que le prescribieron los médicos pero sin éxito. Al contrario, Rick tenía la impresión que esos medicamentos empeoraban las cosas. En 1999, después de haber visto un programa de televisión que hablaba del cannabis medicinal, Rick llamó a un amigo para que le dejara fumar un porro. Se sorprendió mucho al sentirse aliviado, mucho más que con todos los medicamentos recetados para su patología, y le pidió a su doctor que le recetara marihuana. Por desgracia, éste se negó rotundamente.

En los años posteriores, los síntomas de la enfermedad empeoraron, impidiendo a Rick poder vivir su vida de manera normal. Después de haber pensado momentáneamente en el  suicidio, decidió buscar por sí mismo alternativas para curarse. Recordó que fumar marihuana le había aliviado, y se preguntó cuáles serían los efectos de un concentrado de cannabinoides, en forma de aceite. Empezó a cultivar plantas de marihuana y a preparar una extracción de flores femeninas, que consumió cada día empezando por dosis muy pequeñas. Según Rick, los síntomas de la lesión mitigaron rápidamente, su sueño mejoró, su dolor y su presión sanguina disminuyeron. Rick perdió una gran parte de su sobrepeso y parecía incluso estar más en forma. ¡Podía vivir otra vez de manera normal!

En 2003, Rick Simpson se sometió a una cirugía debido a un cáncer de piel que tenía en el rostro desde hacía algunos años. Pero pocas semanas después de la intervención, el cáncer reapareció. Rick probó entonces su aceite de marihuana directamente sobre la piel. Según Rick Simpson, algunos días después, el cáncer había desparecido completamente. Muy emocionado por esta excelente noticia, Rick quiso comunicarlo a su médico, pero éste simplemente rechazo escucharle.

Poco tiempo después, Rick visitó a su madre, quien sufría de psoriasis desde años, y decidió aplicarle su aceite de cannabis sobre la piel infectada. En unas cuantas semanas, las heridas habrían desparecido y la piel habría sanado ¡Rick Simpson decidió entonces compartir gratuitamente su aceite de cannabis con todos los pacientes que le pidieran!

El primer año, Rick habría tratado de 50 a 60 personas por diversos problemas de piel. Al año siguiente, probó su aceite en un hombre que sufría de un grave melanoma (cáncer de la piel) que la cirugía no podía eliminar. En 3 semanas, esta persona se había curado totalmente. El hombre mencionó que también sufría de glaucoma, entonces Rick le recomendó consumir su aceite de cannabis oralmente para curarse. Fue así la primera persona, después de Rick, que probó su aceite de marihuana en uso interno. La presión ocular de este paciente disminuyó de forma rápida y efectiva..

ick utilizó con éxito su aceite de marihuana en numerosos pacientes que padecían cáncer, así como en varios diabéticos. Continúo el tratamiento hasta que los pacientes se curaron totalmente, pero notó rápidamente que generalmente es necesario un tratamiento con una dosis de 60 gramos de aceite para curar las enfermedades graves.

Desde el 2003, Rick Simpson propuso gratuitamente su aceite de marihuana a más de 5000 pacientes que padecían varias patologías, incluyendo todos los tipos de cáncer, leucemia, melanoma, diabetes, dolores crónicos, verrugas, infecciones virales o bacterianas… con resultados convincentes. Rick afirmó que el 70% de los pacientes que siguen su protocolo se libran del cáncer, al ingerir los 60 gramos de aceite de cannabis de alta calidad. Rick también precisa que para los casos en donde, desgraciadamente, es demasiado tarde para curar la enfermedad, su aceite permite, al menos, mejorar la calidad del final de la vida del paciente, para que pueda morir con dignidad.

En cuanto a la dosis, Rick Simpson aconseja empezar con tres dosis al día, del tamaño de un pequeño grano de arroz. Después, se tendrá que duplicar esta dosis cada 4 días, hasta llegar a 1 gramo por día, después de aproximadamente 5 semanas, que será la dosis cotidiana que se consumirá hasta llegar a la curación.

Una dosificación demasiado elevada no sería peligrosa, el principal efecto secundario es un intenso deseo de dormir. El aceite de Rick Simpson provoca, con frecuencia, un deseo de relajarse y de descansar aproximadamente 1 hora después de la ingestión. No luchéis contra este deseo porque el descanso ayuda a vencer la enfermedad. Frecuentemente, después de 1 mes de utilización del aceite, el cansancio que se puede atribuir al tratamiento desaparece, pero el paciente continuará durmiendo mucho mejor durante la noche.

Una vez terminado el tratamiento, Rick aconseja continuar la ingesta del aceite para prevenir que la enfermedad regrese, pero con una dosis mucho más baja, por ejemplo, 1 gramo al mes.

Se debe tomar en cuenta que el aceite de Rick Simpson reduce la presión arterial, por lo que habrá que evitar su combinación con medicamentos hipotensores.

Tratamiento del cáncer de piel con aceite de marihuana de Rick Simpson:

Según Rick Simpson, el aceite de marihuana funcionaría para curar el cáncer de piel, y generalmente serían necesarios solo algunos gramos de aceite para cumplir esta tarea.

Se pueden utilizar aproximadamente 30 gramos de cogollos de alta calidad de una buena variedad Indica; esta cantidad de materia vegetal debería producir de 3 a 4 gramos de aceite. Según Rick Simpson se aplicaría sobre el cáncer de piel y se recubriría con una tira adhesiva sanitaria. Aplicad de nuevo el aceite cambiando la tira adhesiva sanitaria cada 3 o 4 días.

Una vez que la piel haya sanado, Rick aconseja continuar el tratamiento 2 semanas más para eliminar cualquier huella del cáncer.